4 Pasos para enseñarle a andar en bicicleta :D
Ayúdale a que su vida vaya sobre ruedas! A andar en bici se ha dicho!




Bien sabemos que andar en bicicleta es uno de los grandes placeres de la vida, y que mejor que poder transmitirlo tu hijo(a), sobrino(a) o a quien quieras. Acá te dejamos algunos consejos para que seas un buen instructor!
 
ANTES DE COMENZAR revisa estos dos puntos:
 
1.- SEGURIDAD y AJUSTE DE LA BICICLETA:
Busca una bicicleta convencional, de tamaño apropiado para el pequeño ciclista. Lo más importante es que el tubo superior del cuadro sea bajo, y no golpee a tu hijo(a) cuando decida bajar por delante del sillín.
Asegúrate de que tenga un casco, y los implementos de seguridad que consideres necesarios (ej: guantes, rodilleras, coderas). También asegúrate de mostrarle cómo funcionan los frenos, y que estos sean suficientemente blando para él/ella.
 

2.- MODO FREDDY TURBINA: 

Antes de comenzar, sácale las rueditas estabilizadoras a la bicicleta. Las rueditas ayudan a los niños a familiarizarse con la bicicleta, pero no les permiten aprender lo fundamental: el equilibrio! Al hacerlo, bájales el sillín hasta que sus pies queden bien apoyados en el piso, lo que les da seguridad y confianza.



VAMOS AHORA A LA PRÁCTICA!!!

3.- PRIMERO SIN PEDALES!
Remueve los pedales de la bicicleta y ahora amarra la biela para que no moleste o se mueva (la biela es la sección que une al pedal con el plato donde va la cadena). Luego, has que el aprendiz se impulse apoyando los pies alternadamente sobre el suelo y luego manteniendo el equilibrio con los pies levantados. Ponle metas para motivarlo, primero dos metros, luego 3 y así sigue aumentando a medida que gana confianza. Plantéaselo como desafío y nunca obligación.
Cuando notes que su equilibrio ha mejorado, entonces pasamos al punto siguiente.
 
4. A PEDALEAR!!!
El siguiente paso es realizar el pedaleo. Si el niño se muestra inseguro o miedoso, sujeta la bici del manillar además de por el sillín (ver foto abajo), y lo llevaremos unos cuantos metros dirigiéndolo nosotros, para que pueda concentrarse más en el movimiento de los pedales que en el equilibrio.



En el siguiente paso, sujétalo solo por la parte trasera del sillín, dejándole pedalear y llevar la dirección de la bici. No te obsesiones con soltar demasiado pronto el sillín, deja que el niño experimente la sensación de pedaleo y control de la dirección a la vez, sin ver a un adulto delante de él. Aunque para ti solo pasen 10 minutos, para el niño el tiempo se multiplicará.
El último paso ya lo conoces, soltar el sillín y dejar que vaya él solo. Mejor si recorremos primero distancias muy cortas y según vaya mejorando, las alargamos y dificultamos.




ALGUNOS CONSEJOS:


-Ponle metas, poniendo un juguete o algo que le guste unos cuantos metros por delante y dile "vamos a llegar hasta el juguete". De esta forma el niño sabrá hasta donde tiene que llegar y mostrará más confianza.

-Para ayudarle a partir tienes que sujetarle del sillín. Puedes llevarle empujando y mostrándole cómo se gira el manubrio para el lado para que haya inclinación. La idea es que vaya asociando inclinación lateral con giro del manubrio.

-También puedes hacer que comience en una bajada, con poca pendiente pero la suficiente como para que no tenga que hacer el esfuerzo en forma de equilibrio que supone partir. Recuerda que es más fácil mantener el equilibrio cuando la velocidad es mayor.
 
Un último comentario sobre las rueditas estabilizadoras
Si bien las rueditas no permiten que los niños sientan lo que es realmente andar en bicicleta (no hay trabajo de equilibrio), estas sirven para que puedan desarrollar fuerza en el pedaleo y conocer el funcionamiento de frenos, lo cual no ocurre con la bicicletas de equilibrio (las bicicletas sin pedales).


Saludos,
Equipo BiciGo.cl
Síguenos en Facebook: www.facebook.com/BiciGo.cl